RETO DE 40 DÍAS

Parte 2 - Ayunar de “Deseos”

Al entrar en la parte 2 de nuestro Desafío de Ayuno, Días 11-20, ayunaremos de nuestros “deseos”. Estamos pasando de lo que simplemente disfrutamos a lidiar con nuestros deseos y antojos. Podría ser algo que comes/bebes (como no salir a comer, ese café especial, esa barra de chocolate o dona), ver Netflix en exceso o jugar videojuegos, querer elogios o cosas materiales, querer ser siempre el primero, tener razón o dañar a los demás. La lista es interminable.

Dado que los "deseos" son específicos de cada persona, puedes ayunar del mismo "deseo" durante los 10 días o elegir un "ayuno" diferente cada día. Esta semana también se sugiere un ayuno cada día. El objetivo es que cada vez que dejes de lado algo que “quieres”, recuerdes a nuestro Salvador, lo que hizo por ti y su misión.

1 de Marzo - Día 1 - El ejemplo de Jesús

Mateo 26:39 (NVI)

Avanzando un poco más, cayó rostro en tierra y oró: “Padre mío, si es posible, que me sea quitada esta copa. Pero no como yo quiero, sino como tú quieres”.

Jesús, justo antes de ser entregado para ser crucificado, pasó tiempo con su Padre, luchando entre sus necesidades y la voluntad de su Padre. Sabiendo lo que le esperaba, quería evitarlo. Pero dejó a un lado lo que quería por la voluntad de su Padre y por su misión, pagar la pena por nuestro pecado para que pudiéramos ser salvos.

  • Dedica unos minutos a pensar en cómo tus deseos entran en conflicto con lo que Jesús quiere para tu vida.
  • Agradece a Jesús por elegir la voluntad de Dios por encima de  sus propios deseos.
  • Considera ayunar de algo que desees hacer para poder hacer lo que Jesús quiere que haga.
  • A medida que el Espíritu Santo comience a revelarte tus “deseos” y el impacto que tienen en tu vida, recuerda lo que Jesús hizo por ti.
2 de Marzo - Día 2 - Tesoros terrenales

Mateo 6:19-21 (NVI)

“No acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y los insectos destruyen, y donde ladrones minan y hurtan. Pero haceos tesoros en el cielo, donde la polilla y los insectos no destruyen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

Dedica unos minutos para pensar en las cosas materiales que deseas y buscas: dinero, ropa, automóviles, muebles, productos electrónicos…

  • ¿Cómo te distrae la búsqueda de esas cosas de la búsqueda de Dios y su misión?
  • Agradece a Jesús por los tesoros que tienes.
  • Considera ayunar de compras o de buscar en línea cualquier cosa que no necesites.
  • Camina con Jesús en sumisión esta semana: “Tu voluntad, no la mía”.
3 de Marzo - Día 3 - Las batallas de los deseos

Gálatas 5:16-17 (NTV)

Por eso digo: dejen que el Espíritu Santo guíe sus vidas. Entonces no estarás haciendo lo que tu naturaleza pecaminosa anhela. La naturaleza pecaminosa quiere hacer el mal, que es todo lo contrario de lo que quiere el Espíritu. Y el Espíritu nos da deseos que son opuestos a los que desea la naturaleza pecaminosa. Estas dos fuerzas luchan constantemente entre sí, por lo que no eres libre de llevar a cabo tus buenas intenciones.

Todos luchamos con los anhelos de nuestra naturaleza pecaminosa. La buena noticia es que Jesús nos dio el Espíritu Santo para guiarnos a través de esta batalla y capacitarnos para decir “no” a los antojos pecaminosos y “sí” a lo que agrada a Dios.

  • Dedica unos momentos a pensar en tus luchas con los anhelos pecaminosos de tu carne.
  • Agradece a Jesús por el Espíritu Santo y su ayuda en tu batalla contra tus deseos pecaminosos.
  • Confiesa cualquier pecado que pueda estar obstaculizando tu relación con Jesús (1 Juan 1:9).
  • Pídele al Espíritu que te convenza cuando un deseo pecaminoso entre en tu mente y que te dé poder para hacer lo que le agrada a Dios.
  • Considera hoy ayunar de un deseo pecaminoso, del que ya te hubieras dado por vencido.
4 de Marzo - Día 4 - La fuente de los deseos piadosos

Salmo 37:3-4 (NVI)

Confía en el Señor y haz el bien; habitad en la tierra y gozad de pastos seguros. Deléitate con el Señor, y él te concederá los deseos de tu corazón.

A medida que maduramos en nuestro caminar con el Señor, Jesús transforma nuestros corazones. A medida que nuestros corazones se transforman, nuestros deseos se transforman.

  • Dedica algún tiempo a pensar en cómo Jesús ha transformado tu corazón hasta ahora.
  • ¿Cómo han cambiado tus deseos (lo que quieres)?
  • Agradece a Jesús por salvarte y seguir transformando tu corazón.
  • Confía en el plan de Dios para tu vida.
  • Mientras ayunas de tus “deseos” hoy, usa ese tiempo para deleitarte en el Señor y hacer el bien.
5 de Marzo - Día 5 - El Señor satisface nuestros deseos

Salmo 103:2-5 (NVI)

Alabado sea el Señor, alma mía, y no olvides todos sus beneficios, que perdona todos tus pecados y cura todas tus enfermedades, que redime tu vida del abismo y te corona de amor y compasión, que satisface tus deseos con cosas buenas para que tu juventud sea renovada. como el del águila.

  • Dedica unos minutos a meditar y agradecerle a Dios por todos los beneficios de tu relación con Jesús.
  • Pídele a Dios que te muestre las cosas buenas que quiere usar para satisfacer tus deseos.
  • Identifica un deseo que quieras dejar de lado hoy.
  • Pídele a Jesús que te muestre a quién puedes mostrar amor y compasión hoy y hazlo.
6 de Marzo - Día 6 - Satisfacción

1 Timoteo 6:6-8 (LBLA)

Pero la piedad en realidad es un medio de gran ganancia cuando va acompañada de contentamiento. Porque nada hemos traído al mundo, por lo que tampoco podemos sacar nada de él. Si tenemos comida y abrigo, con solo eso deberíamos estar contentos.

  • Pídele a Dios que te muestre dónde te cuesta estar contento
  • ¿Qué estás persiguiendo que realmente no necesitas? ¿Por qué?
  • ¿Cómo sería diferente tu vida si simplemente estuvieras contento con lo que tienes?
  • Considera ayunar de lo excesivo hoy (come sólo lo suficiente, limita tu consumo de medios de comunicación, no gastes dinero en lo que no necesitas…).
7 de Marzo - Día 7 - Desear la Palabra

1 Pedro 2:1-2 (LBLA)

Por tanto, desechando toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidia y toda calumnia, desead, como niños recién nacidos, la leche pura de la palabra, para que en ella crezcáis para la salvación, si habéis gustado las bondades de la Palabra de Dios.

Algunos de los “deseos” más dañinos son aquellos que surgen de nuestro corazón para lastimar a otras personas.

  • Busca el significado de cada una de las características que Pedro nos dice que dejemos de lado.
  • Pídele al Espíritu Santo que te muestre con cuáles tienes dificultades.
  • Confiesa tu lucha a Jesús y pídele que te dé el anhelo de su Palabra.
  • Considera ayunar de las redes sociales hoy y dedicar ese tiempo a la Palabra de Dios.
8 de Marzo - Día 8 - No me faltará

Salmo 23:1-3 (LBLA)

El Señor es mi pastor, nada me faltará. En verdes pastos me hace recostarme; Me lleva junto a aguas tranquilas. Él restaura mi alma; Él me guía por sendas de justicia por amor de su nombre.

El trabajo de un pastor es cuidar de las ovejas: alimentarlas, protegerlas, albergarlas, guiarlas y traer de regreso a las descarriadas. Bajo el cuidado del pastor, las ovejas no carecen de nada.

  • Dedica algún tiempo a pensar en la condición de tu alma. ¿Es pacífica? ¿Necesita restauración? ¿Necesita una redirección?
  • ¿Qué deseos te impiden confiarle plenamente tu alma y tu cuidado a nuestro Pastor?
  • Considera ayunar de cualquier cosa innecesaria en tu agenda hoy y pasa tiempo con Jesús para que él pueda restaurar tu alma.
9 de Marzo - Día 9 - En busca de la grandeza

Marcos 9:35 (LBLA)

Llegaron a Cafarnaúm. Cuando estuvo en casa, les preguntó: “¿De qué discutían en el camino?” Pero se quedaron callados porque en el camino habían discutido sobre quién era el mayor.

Sentándose, Jesús llamó a los Doce y les dijo: “El que quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos”.

  • Dedica algo de tiempo a pensar en los momentos en los que quieres ser el primero, ser el mejor, anteponer tu voluntad y tus deseos a los de los demás y cómo esto afecta tus relaciones.
  • Pídele al Espíritu Santo que te dé un corazón como el de Jesús, un corazón que sirva a los demás y no se preocupe por el poder, el prestigio y la posición.
  • Considera ayunar de tus planes hoy para que puedas servir a alguien más y ponerlo en primer lugar.
10 de Marzo - Día 10 - Lo que Jesús desea

1 Tim 2:1-4 (LBLA)

 Exhorto, pues, ante todo, a que se hagan súplicas y oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres, por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada en toda piedad y dignidad. Esto es bueno y agradable ante los ojos de Dios nuestro Salvador, quien desea que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Todo lo que hizo Jesús estuvo relacionado con el cumplimiento de su misión. Deseaba que todos se salvaran y llegaran al conocimiento de la verdad.

  • Agradece a Jesús por ser fiel a su misión.
  • Dios también tiene un propósito para ti. Pídele que te ayude a cumplir tu propósito.
  • Ora por tres personas que conoces que necesitan ser salvas o volver a tener una relación con Jesús.
  • Considera hoy el entretenimiento del ayuno (TV, podcasts, videojuegos,…) para que puedas extender el amor de Jesús a alguien que necesita ser salvo.