fbpx

Aprender más acerca de Sunrise Church

Nuestras creencias

Descubre las creencias de Sunrise Church.

 

Nuestras Creencias

Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios inspirada verbalmente, en su totalidad, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento, y sin error en los manuscritos originales, escrita bajo la inspiración del Espíritu Santo, y que tiene autoridad suprema en todos los asuntos. de fe y conducta. (Juan17:17; Romanos 15:4; II Timoteo 3:16-27; II Pedro1:19-21)

Creemos que hay un Dios vivo y verdadero, que existe eternamente en tres personas: Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo; que son iguales en toda perfección divina; y que ejecutan distintas pero a la vez armoniosas funciones en el trabajo de la creación, providencia y redención. (Mateo 28:19; Juan 1:1-4; II Corintios 13:14; Hebreos 9:14; Génesis 1:26)

Creemos en Dios, el Padre, un espíritu personal infinito, perfecto en santidad, sabiduría, poder y amor. Creemos que se preocupa misericordiosamente de los asuntos de los hombres, que escucha y contesta la oración, que salva del pecado y de la muerte espiritual a todos los que acuden a Él por medio de Jesucristo. (Juan 3:16-17; Juan 4:24; Juan 17:5)

Creemos en Jesucristo, el Hijo unigénito de Dios, que fue concebido por el Espíritu Santo. Creemos en su nacimiento virginal, vida sin pecado, milagros y enseñanza. Creemos en su muerte expiatoria sustitutiva, resurrección corporal, ascensión al cielo, intercesión perpetua por su pueblo, retorno futuro para su Iglesia y retorno personal visible a la tierra como Rey de Reyes y Señor de Señores. (Isaías 7:14; Juan 1:14; Filipenses 2:5-11; Hebreos 1:2-3; I Juan 1:7; I Tesalonicenses 4:16-17; Apocalipsis 19:11-16)

Creemos en el Espíritu Santo que salió del Padre y del Hijo para convencer al mundo de pecado, justicia y juicio; y para regenerar, santificar y empoderar a todos los que creen en Jesucristo. Creemos que el Espíritu Santo mora en cada creyente en Cristo, y que Él es un ayudante, maestro y guía permanente. (Juan 14:25; 16:7-15; Romanos 8:14-17; Efesios 1:13,14)

Creemos que todos los hombres son pecadores por naturaleza y por elección y, por lo tanto, están bajo condenación. Creemos que aquellos que se arrepienten de sus pecados y confían en Jesucristo como Salvador y Señor son salvos del castigo del pecado, nacidos de nuevo para la vida eterna por la obra regeneradora del Espíritu Santo, y traídos a la comunión personal con Dios. Creemos que esta salvación es un regalo gratuito de Dios, efectuada únicamente sobre la base de la sangre derramada de Jesucristo, que se da por gracia y se recibe por fe, y que, apartados de Jesucristo, la salvación es imposible.(Juan 1:12,13; Juan 3:3; Juan 3:16,17; Hechos 4:12; 20:21; Efesios 2:1-9; Tito 3:5)

Creemos que la iglesia universal está compuesta por todos los creyentes nacidos de nuevo, comenzando en el día de Pentecostés y continuando hasta el final de esta era actual, y que la iglesia universal en el cielo será la “Esposa de Cristo”; que la iglesia local está compuesta por creyentes nacidos de nuevo que se han unido voluntariamente para adorar a Dios, ministrar a los santos (compañeros creyentes), evangelizar al  mundo y discipular a nuevos creyentes. (Mateo 16:16-18; Hechos 2:38-41; Efesios 2:19-22, 5:25-27; Mateo 28:18-20)

Creemos que el Señor Jesucristo ha encomendado dos ordenanzas a la iglesia local, el Bautismo y la Cena del Señor. Creemos que el bautismo cristiano es la inmersión de un creyente en el agua en el nombre de la Trinidad de Dios. Creemos que la Cena del Señor fue instituida por Cristo para conmemorar su muerte. Creemos que las dos ordenanzas deben observarse y administrarse hasta el regreso del Señor Jesucristo. (Mateo 28:18-20; Hechos 2:41; 8:38,39; Romanos 6:3-5; I Corintios 11:23-32)

Creemos que todo ser humano está creado para tener comunicación directa con Dios, y es responsable únicamente ante Dios en todos los asuntos de fe; que cada iglesia local es independiente y debe estar libre de interferencia de una autoridad eclesiástica o política; que, por lo tanto, la iglesia y el estado deben mantenerse separados por tener diferentes funciones, cada uno cumpliendo con sus deberes, libres de dictados o patrocinios del otro. (Mateo 22:21-22; Hechos 4:19, 29; Romanos 13:7; I Pedro 2:9)

Creemos en el regreso personal y visible del Señor Jesucristo a la tierra y el establecimiento de su reino. Creemos en la resurrección del cuerpo, el juicio final, la bendición eterna de los salvados y el sufrimiento sin fin de los perdidos. (Mateo 25:31-46; Juan 5:28-29; II Corintios 5:10; Apocalipsis 20:1-15)

Creemos que los cristianos deben vivir por fe, sometidos a  y fortalecidos por el Espíritu Santo, para la gloria de Dios y el bienestar de sus semejantes, que su conducta debe ser justa en el mundo, que deben ser fieles administradores de sus tiempo, talentos y posesiones, y que deben buscar desarrollar para sí mismos y para otros la plena estatura de madurez en Cristo. (Mateo 5:16; II Corintios 9:6-8; Efesios 4:11-16; Filipenses 2:14-16; Colosenses 3:17-23; I Tesalonicenses 5:17-18)

Pin It on Pinterest

X