La aplicación de la confianza en Dios/Applying Your Trust in God

La aplicación de la confianza en Dios

"Jesús les dijo: — ¿A qué viene ese miedo? ¿Por qué es tan débil su fe? Entonces se levantó, increpó a los vientos y al lago y todo quedó en calma."  Mateo 8:26

Cuando tenemos temor lo único que podemos hacer es orar a Dios. Pero nuestro Señor tiene el derecho de esperar que los que invocan su nombre confíen en Él con entendimiento. Dios espera de sus hijos tal confianza en Él, que en cualquier crisis sean ellos en quienes se puede confiar. Sin embargo, nuestra confianza llega hasta cierto punto; luego nos volvemos a las oraciones elementales de pánico de quienes no lo conocen. Nos desesperamos, demostrando que no tenemos la menor confianza en Él o en su control soberano sobre el mundo. Nos parece que está dormido y sólo vemos gigantescas y espumeantes olas en el mar. 

“¡Hombres de poca fe!” ¡Cómo sería el dolor que traspasó a los discípulos! “¡Volvimos a fallar!” Y cómo serán las punzadas de dolor en nosotros cuando repetidamente nos demos cuenta de que el corazón de Jesús se hubiera gozado a plenitud, si hubiéramos permanecido absolutamente confiados en Él, sin importar lo que estuviéramos enfrentando.

Hay épocas en la vida cuando no se presentan tormentas ni crisis y damos lo mejor de nosotros en términos humanos. Pero cuando surge la crisis, instantáneamente vamos a revelar en quién confiamos. Si hemos estado aprendiendo a adorar a Dios y a confiar en Él, la crisis revelará que podemos llegar hasta el límite, sin que se quebrante nuestra confianza en Él. 

UNA ENORME MULTITUD contemplaba al famoso caminador de cuerda floja, Blondín, cruzar las cataratas del Niágara un día en 1860. Las cruzó numerosas veces, en un recorrido de como 300 metros, como a 50 metros sobre las aguas rugientes. No sólo las cruzó; sino que también empujó una carretilla. Un niño pequeño estaba contemplando asombrado. Así que después de completar un cruce, el hombre miró al niño y le dijo: “¿Piensas que puedo llevar en la carretilla a una persona para cruzar la cuerda sin caerme?” “Sí, Señor, en realidad lo creo.” El otro dijo: “Pues bien, súbete, hijo.”

Hemos estado hablando mucho acerca de la santificación, pero, ¿cuáles son sus resultados en nuestra vida? Nos llevará a descansar en Dios, lo cual significa una total unidad con Él. Y esta unidad nos hará no sólo sin culpa delante de Él, sino que también le producirá un profundo gozo.

"He tenido en mis manos muchas cosas, y las he perdido todas, sin embargo todo aquello que he puesto en manos de Dios, lo conservo todavía." Martin Luther King

Applying Your Trust in God

“He replied, ‘You of little faith, why are you so afraid?’  Then he got up and rebuked the winds and the waves, and it was completely calm.”  (Matthew 8:26)

When we are afraid, the only thing we can do is pray to God.  Our Lord and Savior has the right to expect that those who pray to Him, understandably,  believe in Him.  God expects His children to have enough confidence in Him to trust Him in any type of crisis--big or small.

At times, our confidence goes only so far and then we turn to elementary prayers of panic--prayers of those who don’t trust in God.  We despair, showing that we have no confidence in Him or in His sovereign control over the world.  We think He is asleep and all we see are gigantic, foaming waves like the sea.

“’You of little faith!’”  How great was the pain that His disciples suffered!  We failed again!  How would we feel if we knew how joyful Jesus would be if we had remained absolutely confident in Him, no matter what we were going through?

There are times in life when there are no storms or crises and we give our best in human efforts.  But when the crisis comes, we instantly reveal who we trust.  If we have been growing and learning to worship God and to trust in Him, the crisis will reveal that we can get to the limit without endangering our trust in Him.

A huge crowd watched the famous tightrope Walker, Blondin, cross Niagara Falls one day in 1860.    He had crossed it numerous times--a distance of about 300 meters and 50 meters above the raging waters.  He had not only crossed it, but had pushed a wheelbarrow across with him.

A little boy was staring at him in amazement.  Blondin looked at the boy and said, “Do you think I can push the wheelbarrow with a person inside across the rope without falling?”  We answer Jesus by saying, “Yes, Lord, indeed I do believe.”  “Well, get on, son.”

We’ve been talking alot about sanctification.  But, what are the results in our own lives?  We will rest in Him.  This means a total unity with Him and this unity will make us not only blameless before Him, but we will have a profound joy!

“I have held many things in my hands, and I have lost them all; but whatever I have placed in God's hands, that I still possess.”  --  Martin Luther King

 

No comments (Add your own)

Add a New Comment


code
 

Comment Guidelines: No HTML is allowed. Off-topic or inappropriate comments will be edited or deleted. Thanks.